Noticias de ACI Prensa - Vaticano

ENTRETENIMIENTO




EL AMOR VS EL ODIO

El amor VS Odio
El amor alienta, el odio abate;
el amor sonríe, el odio gruñe;
el amor atrae, el odio rechaza;
el amor confía, el odio sospecha;
el amor enternece, el odio enardece;
el amor canta, el odio espanta;
el amor tranquiliza, el odio altera;
el amor guarda silencio, el odio vocifera;
el amor edifica, el odio destruye;
el amor siembra, el odio arranca;
el amor espera, el odio desespera;
el amor consuela, el odio exaspera;
el amor suaviza, el odio irrita;
el amor aclara, el odio confunde;
el amor perdona, el odio intriga;
el amor vivifica, el odio mata;
el amor es dulce; el odio es amargo;
el amor es pacífico; el odio es explosivo;
el amor es veraz, el odio es mentiroso;
el amor es luminoso, el odio es tenebroso;
el amor es humilde, el odio es altanero;
el amor es sumiso, el odio es jactancioso;
el amor es manso, el odio es belicoso;
el amor es espiritual, el odio es carnal;
el amor es sublime, el odio es triste.



¿CUAL ES...?

¿Cuál es...

el día más bello?..................................Hoy
la cosa más fácil?................................Equivocase
el obstáculo más grande?....................El miedo
la raíz de todos los males?...................El egoísmo
la distracción más bella?.....................El trabajo
el error más grande?...........................Abandonarse
la peor derrota?..................................El desaliento
los mejores profesores........................Los niños
la primera necesidad..........................Comunicarse
la cualidad que hace más fácil...........Ser útil a los demás
el misterio más grande.......................La muerte
el peor defecto....................................El mal humor
la persona más peligrosa....................La mentirosa
el regalo más bello..............................El perdón
lo más imprescindible..........................El hogar
la ruta más rápida...............................El camino correcto
la sensación más grata........................La paz interior
el mejor remedio..................................El optimismo
la mejor satisfacción...........................El deber cumplido
la persona más necesaria....................Los padres
la cosa más bella.................................El amor
el sentimiento más ruin.......................El rencor
la cosa más grande del mundo............Dios
la cosa más poderosa del mundo.........Dios
la cosa más potente del mundo............La fe
lo que nunca debes perder....................La esperanza
lo que se multiplica dándolo.................El amor
"Una vejez feliz es el fruto de una juventud organizada"



SI YO CAMBIARA...

Si yo cambiara mi manera de pensar de los otros, pensando bien de ellos, me sentiría sereno.

Si yo cambiara mi manera de actuar con los otros obrando con integridad justicia y coherencia, los haría felices.
Si aceptara a todos como son, sufriría menos.
Si me aceptara tal como soy, buscando eliminar mis defectos, cuánto mejoraría mi hogar, mi ambiente...
Si yo comprendiera plenamente mis errores, sería humilde.
Si yo deseara siempre el bienestar de los demás, sería feliz.
Si yo buscara y encontrara lo positivo en todos, la vida sería digna de ser vivida.
Si amara al mundo... lo cambiaría.
Si me diera cuenta de que al lastimar ¡el primer lastimado soy yo!
Si yo criticara menos y amara más...
Si yo cambiara... cambiaría el mundo.
Si yo cambiara, todo fuera diferente.


ASAMBLEA EN LA CARPINTERÍA


Un relato anónimo da cuenta de que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas “para arreglar sus diferencias”. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿Cuál era la causa? ¡Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba el tiempo golpeando a los demás. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo: dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato con los demás y siempre tenía fricciones con todo lo que tenía algún contacto. Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro, que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su propia medida, como si fuera él el único perfecto.

En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro, el tornillo y todas las demás herramientas. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un precioso mueble. Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, es decir, cuando el carpintero se retiró, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: "Señores, ha quedado demostrado que tenemos muchos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. ¡Eso es lo que nos hace valiosos! Así que, no pensemos ya tanto en nuestros puntos malos y débiles, y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos y fuertes.

La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza y seguridad, la lija era especial para afinar y limar asperezas, y observaron también que el metro era preciso y exacto, por lo que garantizaba, en gran parte, la perfección que se buscaba. Se sintieron entonces como un gran equipo capaz de producir muebles de calidad. Sólo así se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.

Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen bien y lo comprobarán. Cuando en una empresa el personal busca, a menudo, defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, al tratar de percibir con sinceridad los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos. En fin, es fácil encontrar defectos; cualquier tonto puede hacerlo; pero encontrar cualidades, eso es solamente para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.