Noticias de ACI Prensa - Vaticano

LA VIDA

"DILE SI A LA VIDA // DILE NO A LA PENA DE MUERTE"

Resultado de imagen para nick vujicic

REP. DOM. EN SU "NO AL ABORTO": ART. 30 DE LA CONSTITUCION

11 Agosto 2009, 12:43 AM
La Iglesia se movilizará a favor del artículo 30
La mayoría de la población favorece el aborto cuando la vida de la madre está en peligro

Sacerdotes de la Arquidiócesis de Santo Domingo anunciaron ayer el inicio de una jornada de oración para que Dios ilumine a los asambleístas que votaron para aprobar el artículo 30 de la reforma constitucional, de manera que en la segunda votación puedan mantener que la vida humana inicia con la concepción. La oración se hará en todas las misas, los grupos de oración, los monasterios, conventos, comunidades religiosas, casa por casa en la oración familiar y la adoración del Santísimo.

Los religiosos invitaron a los cristianos de otras denominaciones a unirse a esta jornada. El artículo 30 del proyecto de reforma constitucional se convirtió en el más controvertido y debatido en la opinión pública y en la Asamblea Revisora, pues el mismo expresa una concepción de la vida que de manera implícita prohíbe todo tipo de aborto. Los cristianos católicos y evangélicos del país han hecho causa común con el artículo tal y como fue aprobado. Otros grupos, empero, esperan que los asambleístas lo varíen en la segunda votación.

Un grupo de sacerdotes de la Arquidiócesis de Santo Domingo, informó que desde ayer inició una jornada de oración para que los asambleístas que aprobaron el artículo 30 del proyecto de reforma a la Constitución mantengan su posición en la segunda lectura en defensa de la vida desde la concepción.

La jornada de oración se llevará a cabo en todas las parroquias para pedir a Dios que ilumine a los asambleístas que votaron por “si a la vida” y será incluida en todas las misas, los grupos de oración, los monasterios, conventos, comunidades religiosa, casa por casa en la oración familiar y la adoración del Santísimo”. “Invitamos también a las distintas denominaciones no católicas y a la gente de buena voluntad, a unirse a esta jornada de oración”, expresó el padre fray Arístides Jiménez, quien estuvo acompañado en la rueda de prensa por los sacerdotes Luis Rosario, Manuel Ruiz, fray Santiago Bautista y Wilfredo Montaño.

Explicó que la oración se hará al final de cada hora en las emisoras católicas y los demás medios de otras denominaciones que quieran unirse a la jornada.

Los sacerdotes iniciaron la jornada en la sede de la Pastoral Juvenil en la Padre Billini esquina Duarte, en la zona Colonial.

Es casi seguro que los asambleístas reinicien el proceso de reforma a la Constitución la próxima semana para la segunda lectura de los artículos que fueron aprobados.

Los sacerdotes tienen fe que los asambleístas aprobarán el artículo 30.
TE PERDONO MAMA
Escrito por: FIOR GIL (mailto:%20f.gil@hoy.com.do)



DEFENDIENDO LA VIDA EN REPUBLICA DOMINICANA
CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE EL ARTICULO 30 DE LA CONSTITUCION

El pasado martes 2 de junio se llevó a cabo el “Congreso Científico Internacional sobre el Artículo 30 de la Constitución Dominicana”, patrocinado por la Arquidiócesis de Santo Domingo, en el cual participaron varios especialistas en Ciencias Médicas Avanzadas, Ginecología y Obstreticia, Bioética, Derecho Internacional y Teología Moral.
El seminario se realizó en el auditorio Manuel de Jesús Troncoso del Banco Central, desde las 3:00 PM.
Entre los exponentes en el importante congreso internacional, figuraron la doctora Mónica López Barahona, decana de la Facultad de Ciencias y Biosanitarias de la Universidad Francisco de Vitoria, de España, quien, además, es directora de la Cátedra de Bioética Jerome Léjeune, vocal del Comité Director de Bioética del Consejo de la Unión Europa, profesora de Oncología Molecular y vocal del Comité Asesor de Ética en la Investigación Científica y Técnica.
La especialista puertorriqueña en Derecho Internacional, Marlene Gillette Ibern, fue otra de las participantes internacionales. La doctora Gillete-Ibern formó parte de la delegación de “Vida Humana Internacional” ante la conferencia de Beijing y de Estambul de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y es asesora del Centro Latinoamericano de Derechos Humanos de Argentina y del Centro Guadalupe Vida y Familia de Puerto Rico.
Por igual, expuso el ginecologo-obstetra nicaraguense, Rafael Cabrera Artola, especialista en embarazos de alto riesgo y conferencista de congresos internacionales, y Adolfo Castañedas, especialista en Teología Moral de la Universidad Alfonsiana de Roma y del Seminario San Vicente de Paul, de Bounton, Florida. Es doctor en Filosofía de la Universidad Internacional de la Florida.
Durante el congreso, los exponentes dieron respuestas a preguntas como: ¿Cuándo se inicia la vida humana? ¿Un embrión se puede considerar persona? ¿Afecta el Artículo 30 el desarrollo de la ciencia? ¿Hay peligro en el ejercicio de la práctica médica al aprobar este Artículo? ¿Afecta algún derecho humano esta aprobación? ¿Grandes capitales financian el aborto? ¿Qué beneficios saca la Iglesia de la aprobación del articulo 30?, y ¿quién se beneficia si no aprueban el articulo 30?. Entre otros
Dicho evento fue transmitido en vivo por Vida 105.3 FM, Radio ABC y otras emisoras católicas del país.

TODO POR LA VIDA


BERNARD NATHANSON EXPLICA QUE SU DECISIÓN DE DEFENDER LA VIDA ES CIENTÍFICA, NO RELIGIOSA


Resultado de imagen para doctor Bernard Nathanson

Pro vida. El doctor Bernard Nathanson dice que las parejas deberían estar felices con los bebés que han concebido.

Nueva York.- El eminente médico estadounidense Bernard Nathanson exhortó a la República Dominicana a no imitar una experiencia que ha sido un fracaso en los Estados Unidos, como fue promover y hacer una realidd la legalización del aborto.

Nathanson, que de un promotor de leyes a favor del aborto pasó a convertirse en un ferviente defensor del derecho a la vida, afirmó que los experimentos de legalización del aborto que se han hecho en Estados Unidos y otros países han constituido un completo y rotundo fracaso.

A continuación la entrevista concedida por Nathanson a la dominicana Laura Sánchez el pasado sábado.

Primero que todo gracias por recibirnos aquí y como le he dicho antes, personas de la República Dominicana me han pedido venir a hacerle una pequeña entrevista, ya que están tratando de presentarla al Congreso, para hablar sobre el artículo 30 de la República Dominicana que están tratando de debatir. La razón por la cual lo elegimos es que sabemos que usted sabe un poco, bueno mucho, de estos dos mundos, de la pro-vida y la pro-aborto al mismo tiempo. Lo primero que queremos saber es cómo se inició en el pro-aborto (pro-choice).

Bueno, comienza en el año 1948 cuando era estudiante de medicina y mi novia se embarazó. Esto fue en la ciudad de Montreal, Canadá, era muy difícil para conseguir... no estábamos preparados para casarnos, entonces decidimos encontrar un doctor que hiciera un aborto, pero en esos días Montreal era muy, muy estricta, Canadá era muy estricta sobre los abortos y por fin encontramos un doctor anciano que lo haría, pero mi novia insistió que yo no estuviera presente; ella no quería que yo me involucrara en cosas ilegales ya que todavía era un estudiante de medicina.

De todos modos ella fue al abortista, con suficiente dinero que yo le proveí de mi padre que lo financió y esperé en la biblioteca por ella. Nos teníamos que encontrar a las 3 ó 4 de la tarde y ella no se presentó, ya a las 5 ó 6 estaba muy nervioso, cuando por fin se presentó ella estaba sangrando mucho y estaba muy conmocionada, yo la llevé a casa y la cuidé en los próximos días. Ella por fin se recuperó, pero ese incidente me convenció de la necesidad de legalizar el aborto y aunque en ese momento no me convertí en activista porque hubiera contrarrestado mis estudios médicos, el código médico, me mantuve pensando en esto. Luego, más adelante cuando era residente en la obstetricia de ginecología en un hospital de la ciudad de New York, me di cuenta de que la mitad de las camas de hospital eran ocupadas por mujeres embarazadas que provenían de abortos infectados y muchas de ellas murieron. Por esto me involucré más en el pensamiento del aborto y luego, en una cena en 1967 conocí a un hombre llamado Larry Later, Lawrence Later, quien había escrito un libro sobre el aborto en el cual demandaba que éste se legalizara. Él y yo comenzamos a hablar y hablamos sin parar, resultó que él vivía muy cerca de donde yo vivía en New York y nos hicimos muy buenos amigos, compañeros. Él y yo decidimos formar una unión activista política pro-choice, mejor dicho pro-aborto llamada NARAL.

Comenzamos con poco dinero y con pocas personas, pero nosotros conseguimos un especialista en relaciones públicas para que nos consiguiera medios de comunicación y conferencias de prensa. Ella era muy astuta en esto, ella sabía de publicidad, ya en dos años teníamos protestas, medios y anuncios en la TV. Pusimos todo nuestro dinero en las relaciones públicas. En el tiempo de dos años ya habíamos derrocado una ley que estaba en el estado de New York desde 1829, que prohibía los abortos con excepción de los casos en el cual había que salvar a la madre y derrocamos esa ley en el 1970. Eso fue el comienzo de mi actividad política en el aborto, al mismo tiempo me convertí en el director de la clínica más grande practicante del aborto en Estados Unidos, del mundo en esa cuestión. Estuve allá por dos años supervisando a personas que hacían abortos, hicimos 60,000 abortos en el tiempo que estuve allá. No tuvimos ninguna muerte y muy pocos con efectos negativos, muy pocas complicaciones. Yo renuncié a mi posición como director en el año 1972 y tomé un trabajo como director de obstetricia en el hospital St. Lukes aquí en New York.

Fue en ese tiempo que comenzamos a mover las nuevas tecnologías a las oficinas y a los hospitales principalmente el ultrasonido. El ultrasonido en ese tiempo era como un juguete de niños pero tenía mucha promesa y la persona que comenzó el ultrasonido trabajaba en St Lukes. Es un amigo mío húngaro. En todo caso, el uso del ultrasonido en el monitoreo electrónico del feto y fetoscopia nos dieron una ventana para ver dentro del vientre me convencieron de que el feto era un ser humano, una persona que era miembro de nuestra comunidad que hacía todo lo que nosotros hacíamos. Estaba parqueado dentro de un medio diferente pero aparte de un cambio de dirección no cambiaba nada, no cambiaba la esencia de la persona.

Gradualmente en el período de 4 años cambié mi pensamiento. En el año 1979, que el aborto era inmoral y mal hecho, era incorrecto moralmente, incorrecto éticamente, era incorrecto biológicamente y comencé a hablar en respuesta a la invitación de grupos pro vida por todo el país y en el mundo.

Puedes ver mis fotos con la Madre Teresa y el Papa y las fotos de arriba de la Casa Blanca; estuve en la administración de Reagan en múltiples ocasiones. Y he permanecido pro-vida desde entonces. Ya no viajo ni hablo por razones obvias, pero escribo de vez en cuando.

Como ha dicho, antes le tomó 4 años aclararse ¿verdad? Y yo sé que muchas personas quieren cambiar de opinión, pero tienen miedo de mirar para atrás y afrontar lo que hicieron, lo que hice ayer está mal y ¿qué hago hoy? Podría compartir un poco sobre su lucha interna y su experiencia interna.

No, no, mi cambio fue mío no tuvo nada que ver con la religión.

No, no pero ¿Cómo se sintió internamente?

No, no tuve ningún conflicto masivo ni un cambio revolucionario de corazón, sentí que fue una decisión mayormente arraigada a lo biológico, por factores biológicos y ciencia biológica y técnica. Fue años después que torné a la religión.

Entonces, biológicamente sabemos que ese pequeño cigoto es un ser humano y lo pudo ver por medios tecnológicos y científicos y todo eso

Sí y siempre me causa mucha gracia cuando personas vienen y me dicen que ese pedazo de carne de 5 días, no se ve como un ser humano y mi respuesta es así: es que se ve un ser humano de 5 días, todos hemos pasado por eso, todos nos hemos visto así. Esa es una muy buena respuesta de hecho.

¿Qué acciones concretas realizó, ya cuando cambió de idea?

En 1985, estuve curioso acerca de cuál era el proceso de un aborto y qué pasa entonces. Le pedí a un amigo que estaba haciendo abortos en los fines de semana, para que pusiera un ultrasonido en el abdomen de la mujer que se hacía el aborto y lo filmamos en tiempo real, hizo 30 aborto en ese fin de semana. El lunes, él me enseñó todas las cintas y escogí las que se veían mejor, más claras. Comencé a enseñarlas a través del país, estas cintas dejaron a todos pasmados, personas estaban horrorizadas por lo que veían. Éstas veían mientras el feto estaba siendo succionado por partes; le succionaba las manos y los pies, le partía el estomago en dos y aplastaba el cráneo, se podía ver todo esto en el ultrasonido, claro, las personas pro-vidas estaban siendo impulsadas por esto.

Me acuerdo que un hombre se me acercó, era de California y me propuso hacer un video con los segmentos del ultrasonido que el segmento sólo duraba 7 minutos y le dije que no había problema e hicimos ese video. Primero lo enseñamos en Florida, hacia un grupo de políticos y luego lo enseñamos en la Casa Blanca, a un grupo de senadores y miembros del senado. Dicen que Reagan lloró, por lo poderoso que fue y también se dice que es el documental más visto en la historia. Cientos y millones de personas lo han visto y todavía es visto.

En 1987, de nuevo estuve curioso acerca de lo que pasaba en un aborto de un embarazo ya más avanzado, de 19 semanas, y esta vez otro amigo hizo un aborto de 19 semanas. Pusimos un fetoscopio a través del vientre de la madre, le pusimos una cámara de video a través del tubo y filmamos el aborto, y ahora podíamos ver el aborto en color: el bebé siendo despedazado, todo el sangrado y todos los pedazos de tejido flotando por ahí, era muy fuerte y ganó premios, creo que cinco premios de festivales diferentes. Y luego paré de hacer videos, ah sí... tuvimos una controversia sobre “Un grito silencioso”. Los periódicos y los medios liberales me acusaron de haber falsificado las tomas, de haber puesto las escenas mas rápidas y todo eso.

Por eso sometimos la cinta al profesor Ian Mcdonald, en Escocia, que era el inventor del ultrasonido y él juró que revisó la cinta cuidadosamente y no hubo ninguna manipulación de ningún tipo, que todo era como aparecía; así que terminé con hacer videos, pero escribí muchos libros.

Escribí un libro, para hacer del cambio de pensamiento, llamado “América abortando”, en 1979 escribí otro, en 1983 otro llamado “Los papeles abortistas”, que fue un serio ensayo sobre las políticas del aborto y después escribí un libro llamado “La mano de Dios”, que fue detallando mis experiencias en el área del aborto y mi conversión al catolicismo, y eso nos lleva al tiempo presente. Eso ha sido una larga lista.

¿Ha recibido cartas escribiendo que después de ver su documental o leer sus libros ha cambiado su pensamiento?

He recibido cientos y millones. Eso es una bendición. Sí, cientos y millones de cartas, emails, todo tipo de cosas y más, pienso que después de todas las conferencias personas se me habrían acercado a decirme que después de los libros y videos han tenido experiencias que cambian su vida, eso es bueno. Eso es grandioso, realmente.

En términos de esta discusión de pro vida y pro aborto, que es como un ciclo, ¿Cree que hay una forma de prevenir esa discusión ya cuando hay un embarazo? ¿Cree que hay alguna estrategia de prevención bioéticamente aceptada o algo así, para que no haya que llegar a ese punto de esa discusión, de sí se puede matar o no, a este ser humano?

No estoy seguro que entienda tu pregunta.

Si usted piensa que las personas deberían educarse acerca de lo que es y tomar precauciones antes de un embarazo, antes de pensar si quieren quedarse o no con el bebé?

Pues sí, creo que las personas deberían estar felices con su decisión de tener un bebé, pero si un embarazo ocurre sin planificación, no planeado por los seres humanos porque para Dios el plan es que haya un bebe y así, en mi vocabulario, no hay un bebé no planeado, Dios los planea por nosotros. Eso es verdad.

Como usted sabe, en República Dominicana, a causa de esta revisión de la Constitución tienen este artículo que está siendo debatido y lo vamos a leer para usted. “El derecho a vivir es inviolable desde la concepción así que nadie puede pronunciar ni aplicar por ningún medio la pena de muerte”. Personas de verdad quieren votar en contra de esta ley, algunos de ellos. ¿Qué piensa de las personas que no quieren que esta ley sea removida de la Constitución debería hacer? Especialmente las personas que no tienen mucha influencia política en las personas regulares. ¿Qué cree que podemos hacer como comunidad?

Pienso que lo que pueden hacer es una cosa, estudiar los países en que en la Constitución el aborto es legalizado. En los Estados Unidos fue legalizado en todos los estados en el 1973 y desde ahí hemos sido explotados por la violencia, drogas, la pornografía, divorcios; es decir, todas las cosas malas que puedas pensar son masificadas y aceleradas por el aborto libre, por legalizar el aborto, lo mismo en Inglaterra, Canadá, los Países Escandinavos.

El experimento con la legalización del aborto ha sido un completo y total fracaso ¿Por qué el pueblo de la República Dominicana va a querer pasar por una experiencia como esa, cuando tienen a Estados Unidos como ejemplo?

Muchísimas gracias.